¡¡Cómetelo a besos!!

16.03.2021

¡¡Cómetelo a besos!!

Sí, oíste bien. Cómete a tu bebé a besos.

Porque el tiempo pasa tan rápido, que cuando quieras darte cuenta, se habrá hecho mayor.

Porque  los bebés (niños) necesitan que los abraces sin parar, te diga lo que te diga la gente.

Porque su cerebro crece con cada beso y abrazo que recibe.

Porque abrazar y besar no es malacostumbrar, todo lo contrario.

Porque el amor se tiene que sentir piel con piel. No bastara decir te quiero o sentir que te quiero, me lo tienes que demostrar con hechos, no con palabras.

Porque no hay mayor frasco de la calma para un bebé desorganizado que un abrazo fraternal.

Porque los besos calman el dolor, el llanto, la tristeza, la incomprensión, el aburrimiento, la inseguridad, la frustración, la desconfianza, nos serenan y envuelven el alma de paz.

Porque el cálido abrazo y el olor a mamá o papá le acompañará toda su vida.

Porque los recuerdos que perduran son los recuerdos del amor.

Porque un beso o un abrazo nos mantiene unidos mediante un lazo invisible bien tirante y bien firme toda la vida.

Porque con cada beso que recibe tu bebé, crece un milímetro más, y lo seguirá haciendo toda la vida.

Porque lo correcto es siempre lo que tu corazón sienta, no lo que sientan los demás.

Y porque mi bebé lo merece y lo necesita, y yo, lo merezco y lo necesito.

Bésame siempre.

Autor

Isabel Martínez

Mujer, madre, médico, empresaria y aprendiz de escritora

www.cemlosarcos.es

@cemlosarcos